Preguntas frecuentes para orientar a las familias

Docentes Preguntas frecuentes para orientar a las familias

En la actualidad, muchas madres y padres de menores adolescentes se encuentran sobrepasados ante la invasión digital y la exigencia por parte de los menores de tener un teléfono móvil en propiedad. Esta presión de los hijos/as puede llevarnos a actuar de forma impulsiva y poco reflexionada. De ahí que dediquemos un espacio a abordar este tema, que si bien se dirige a los padres y madres, conviene que los docentes las tengan en cuenta para poder orientar a las familias.

A continuación, señalamos tres preguntas habituales de las familias:

  • ¿Cual es la edad recomendada para su primer móvil?
  • La importancia del contrato con el menor.
  • ¿Le compro un móvil para su comunión?

¿Cual es la edad recomendada para su primer móvil?

Desde una perspectiva de salud no se puede responder a esta pregunta, ya que va a depender de muchos factores como pueden ser la madurez del menor, las necesidades personales y familiares, el entorno, la economía familiar, etc. No se puede hacer una generalización sobre cual es la edad adecuada para tener el primer móvil. Quizás la recomendación general sería darle acceso a su primer móvil en el período que ronda entre los 10 y los 14 años.

De cualquier forma, lo importante no va a ser tanto la edad concreta en la que se le compra su primer móvil como el uso que se le va a dar.

¿Para qué necesita mi hijo/a un móvil?, ¿cómo le voy a enseñar a manejar un aparato que le da acceso a TODO?, ¿cómo voy a regular el uso del mismo?, ¿Estoy preparado para hablar con mi hijo/a de los riesgos a los que se va a exponer?…

Internet da acceso a TODO.
¿Para qué quiere un móvil?
¿Qué uso le va a dar?

 

En este sentido, conviene que las madres y padres de los menores tengan en cuenta la importancia de regular el uso de este dispositivo en beneficio del menor. De esta forma, se recomienda a las madres y padres:

  • Establece criterios para su primer móvil. A pesar de la presión social, conviene valorar si el o la menor es suficientemente maduro como para tener su propio teléfono móvil. Llegado el momento, consensuar las normas de uso y tratar con los menores los posibles problemas y consecuencias que se pueden dar.
  • Establece normas para su uso. Normas que sean consensuadas y que se adapten al desarrollo del menor sobre horarios para su uso, aplicaciones y usos permitidos y no permitidos, etc. Conviene incidir en los buenos usos y en el respeto a los demás, así como la reflexión antes de publicar y la importancia de ser selectivos con los contactos que se agregan.
  • Comunica y habla con los menores sobre los riesgos más comunes a los que van a tener que hacer frente:
    • Debido a la entrada en las redes sociales aumentan los casos de ciberbullying, sexting o grooming por lo que conviene estar prevenidos ante estos riesgos.
    • Del mismo modo, van a aparecer riesgos como el acceso a contenidos inapropiados para los menores de edad. Será cuestión de tiempo que accedan a contenidos de pornografía, violencia excesiva o usos de drogas por lo que conviene comenzar a hablar sobre estos temas, darle sentido y la interpretación familiar de los mismos, así como mostrar lo que esperamos que hagan ante estas situaciones.

La importancia del CONTRATO con el menor.

Cuando un chico o chica de esta edad recibe su primer móvil conviene establecer una serie de condiciones que ayuden al menor a hacer un uso adecuado y evitar la aparición de problemas derivados del mal uso del mismo. Estas condiciones se pueden incluir en un CONTRATO que vincule a ambas partes: Al menor y a su madre y padre.

El contrato es especialmente relevante porque implica un doble beneficio:

  • Supone una herramienta para fomentar la responsabilidad del menor.
  • Supone implicar a los padres y a las madres en la supervisión de los buenos usos.

Resulta fundamental el acompañamiento y la supervisión del menor por parte de los padres. El contrato puede ayudar a acercarnos a nuestros hijos/as y a reducir los posibles riesgos.

De esta forma el contrato facilita la comunicación y los acuerdos con tu hijo/a, establece normas para el buen uso y orienta hacia un uso responsable

A continuación, vamos a presentar un Modelo de Contrato que pueda servir de ejemplo para que las familias lo puedan adaptar a su situación particular. Destacar que este modelo de contrato se orienta principalmente a menores de 13 años. Posteriormente habrá que adecuar el uso del mismo a la madurez y realidad del menor.

¿Le compro un móvil para su comunión?

En los últimos años, el regalo estrella en la comunión de muchos niños/as es un teléfono móvil. El consumismo en el que vivimos y la presión social nos pueden llevar a este tipo de regalos, sin detenernos a reflexionar sobre la idoneidad o conveniencia del mismo.

Hemos de reconocer que el móvil es muchísimas cosas más que un teléfono portátil y es un dispositivo que da acceso a sitios, lugares y situaciones para los que los menores no están preparados para afrontar.

¿Regalarías un Ferrari a tu hijo con 18 años?, ¿le permitirías viajar solo por la noche a Nueva York o a Afganistán?, ¿le darías la llave para ver material violento o pornográfico existente en la red?… Resulta fundamental el acompañamiento y la supervisión de las madres y los padres.

Más allá del consumismo imperante en el que estamos inmersos, conviene detenernos por un momento a reflexionar sobre la idoneidad del regalo, la madurez de nuestro hijo/a y el uso que se le va a dar. De ahí la necesidad de pararnos a reflexionar sobre aspectos como los que planteamos en el apartado de ¿Cual es la edad recomendada para su primer móvil? y que sin negar que pueda ser un regalo adecuado para algunos chicos/as, conviene reflexionar previamente entre los padres sobre algunos temas fundamentales para regular su uso, controlar los usos inadecuados y sobretodo proteger a nuestros hijos e hijas de sufrir situaciones inadecuadas en una edad tan temprana.

Para trabajar estos aspectos de manera más detenida y profunda, se puede ampliar la información en el siguiente ejercicio práctico que incide en la importancia de la supervisión de los padres y madres para el buen uso del móvil.

Test para adolescentes

¿Quieres saber tu nivel de enganche a internet?

Hacer el Test